H.265: la revolución en la compresión de vídeo

Han pasado 5 años desdeque se presentó el primer decodificador que soportaba el códec H.265, que podía reproducir hasta 4K a 120fps (fotogramas por segundo). El término proviene de la nomenclatura HEVC, siglas de High Efficiency Video Coding, es decir, codificación de vídeo de alta eficiencia.  

Y desde su lanzamiento en 2014, ha seguido mejorando hasta que hoy en día soporta resoluciones de hasta 8K e incluso reproducción de video 3d.

Por qué es una revolución…

Aunque ya no es una novedad, mucha gente todavía desconoce las maravillas del H.265. Un método de compresión infravalorado en detrimento de su hermano mayor, el H.264, que lleva siendo un estándar de reproducción de video desde el lejano 2003. No obstante, es el sistema de compresión que utilizan plataformas como Youtube o Netflix. No Amazon Prime Video que se cambió en 2018.

H.265 prometió, y ha cumplido con creces, reducir el ancho de banda necesario para la reproducción de vídeo en streaming en un 50%. Esta reducción permitiría la visualización online de contenido en 4K fácilmente. Así se consigue disminuir el peso de los archivos de video a la mitad de lo que su predecesor permitía, pero conservando mucho mejor la calidad.

… Y por qué deberías empezar a usarlo

Podríamos hablarte de un montón de conceptos técnicos muy complejos. Pero como la respuesta corta siempre es la mejor, te vamos a decir que conseguirás la misma calidad en la mitad de espacio. Te ponemos varios ejemplos:

Si te dedicas a la producción audiovisual podrás exportar tus proyectos a una calidad increíble. Manteniendo además un tamaño que podrás adjuntar fácilmente a un e-mail, subirlo a la nube, o hasta enviarlo por WhatsApp sin tener que sacrificar calidad en el video para poder manejarlo.

¿Tienes series y películas descargadas de forma legal y no te caben en los discos duros? Seguro que has almacenado a lo largo de los años una gran cantidad de películas, series, documentales, vídeos de la familia, cursos en vídeo… Todo este contenido puede convertirse fácilmente en un problema. Pues cada vez necesitas más capacidad en tus discos duros. Ahora puedes convertirlos a H.265 con programas como FFmpeg o HandBrake, con lo que ahorrarás la mitad del espacio.

En equipos antiguos, reproducir un video en 4k puede ser una odisea. H.265 va a permitirte poder reproducir contenido en alta definición sin sentir que nuestro ordenador va a explotar. Aún así y dependiendo de como de antiguo sea el equipo, necesitarás algún reproductor compatible con este formato.

Cada vez están apareciendo más cámaras DSLR y P2 nuevas que utilizan este codec que garantiza mejor calidad en menos espacio. Así que mientras que una cámara que sigue usando el codec H.264 para un video de 1 minuto en 4K necesitaría al menos unos 800 MB, con H.265 solo necesitaría la mitad. La ventaja inmediata, más espacio en las tarjetas de memoria y velocidad a la hora de volcar.

¿Porqué (casi) nadie lo conoce?

La tecnología avanza muy rápido en estos tiempos. De hecho avanza muchísimo más rápido de los que los usuarios somos capaces de procesar y, por qué no decirlo, pagar.

Un ejemplo claro es el 4K. Mientras empezamos a ver como empiezan a aparecer televisiones en 8k y se empiezan a anunciar equipos capaces de soportar 16K (¡Hablando ya de una resolución de 15360 x 8640 píxeles! ). Mientras, en la mayoría de los hogares todavía se tienen monitores que solo emiten en Full HD (1920 x1080 píxeles).

En parte esto es algo que sufre el ya no tan nuevo H.265. Aunque por ejemplo ya es compatible con la mayoría de los televisores nuevos, muchos usuarios carecen de la tecnología necesaria para su reproducción normal. Teniendo consecuentemente problemas para reproducir videos con este sistema de compresión en sus ordenadores o smartphones.

¿Cómo conseguirlo?

Mac Os: Desde la versión Mac Os High Sierra, el sistema operativo de Apple es capaz de reproducir, editar y codificar contenido en H.265. Igual ocurre en los iPhone e iPad que lo soportan desde la versión iOS 11.

Windows 10: Por desgracia en las últimas versiones de windows 10 han añadido un coste de 0.99 para poder reproducir de forma nativa el códec.No obstante, siempre puedes instalar un reproductor como VLC para no tener necesidad de comprar nada.

¿Cómo conseguirlo en Android? De la misma manera que con los dispositivos de Apple, los smartphones y tablets con este sistema operativo reproducen el códec actualmente de forma nativa. En el caso de tener una versión no compatible, solo necesitas instalar alguna aplicación como VLC para android para poder disfrutarlo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Hablamos?

Cuéntanos tu proyecto audiovisual y te ayudamos a que se haga realidad

Completa los siguientes datos y te informaremos de nuestros servicios sin compromiso.